Cheques, Pagarés y Otros Títulos Ejecutivos

¿Qué documentos son considerados títulos ejecutivos?

Los títulos que traen aparejada la ejecución son los siguientes:

  • Instrumento público (hipoteca o prenda constituida mediante escritura pública).
  • Instrumento privado (acuerdo de partes) con firma certificada por escribano público.
  • Reconocimiento de deuda por escrito.
  • Letra de cambio.
  • Cheque.
  • Pagaré.
  • Constancia de saldo deudor en cuenta corriente bancaria cuando tuviere fuerza ejecutiva.
  • El crédito por alquileres de inmuebles.
  • El crédito por expensas comunes de edificios, sujetos al régimen de propiedad horizontal.

Para el cobro judicial de estos documentos, se utiliza un procedimiento abreviado que se denomina ejecutivo.

¿Cómo es el procedimiento de cobro para los títulos ejecutivos?

Este tipo de documentos se cobran a través del procedimiento previsto para los juicios ejecutivos y no necesitan pasar por ninguna instancia previa. Es decir que se puede iniciar directamente la acción judicial, sin pasar por el trámite de mediación.

Sin perjuicio de ello si el acreedor lo desea, puede intentar llegar a un acuerdo en una mediación.

¿Cuánto tiempo dura el proceso judicial?

Si el juicio es iniciado en capital y el deudor también tiene domicilio allí, este es un trámite relativamente ágil, ya que con el traslado de la demanda (salvo en los casos de documentos privados, en los que la firma del deudor no esté certificada por escribano) se realiza el embargo de los bienes del demandado el cual tiene 5 días para contestar y oponer las defensas que hagan a su derecho. Hecho esto o vencido el plazo mencionado, el juez ya está habilitado para dictar la sentencia correspondiente, igualmente en el tema de plazos judiciales no podemos considerar menos de 4 o 5 meses desde el inicio. Eso sí para obtener el remate de los bienes embargados se demora un tiempo más.

¿Cuánto tiempo hay para iniciar un juicio ejecutivo?

Esto dependerá del tipo de documento que se pretenda ejecutar.

El plazo más corto es el de 1 año para reclamar judicialmente el cobro de un cheque rechazado, 3 años si se tratare de un pagaré vencido, una letra de cambio, un reconocimiento de deuda por escrito, 5 años para reclamar los importes de alquileres de inmuebles y créditos por expensas comunes, 10 años para deudas que surjan de instrumentos privados y 20 años en el caso las hipotecas.

¿En qué gastos hay que incurrir?

Este juicio abona una tasa de justicia que es el equivalente al 3% del importe reclamado, es decir del monto estipulado en la hipoteca, la prenda, el cheque, el pagaré, las expensas, los alquileres, etc.; además deberán tenerse en cuenta los gastos administrativos, el bono y honorarios del profesional interviniente.